La Comunicación Interna 2.0 necesita una cultura 2.0

El martes asistimos al primer after work de Zyncro #ysehizolaluz en el que participó Alejandro Formanchuk, consultor experto en procesos de Comunicación Interna 2.0, líder en su campo en toda Latinoamérica.

Durante el evento, Formanchuk expuso las ventajas de incorporar herramientas 2.0 para   facilitar el feedback entre los diferentes miembros de la empresa, lo que supone una mayor cohesión social, un sentimiento de pertenencia a un colectivo o entidad y la percepción de una empresa transparente y comprometida.

Sin embargo, el 40% de las empresas no se ha adaptado a la era digital en su organización ni cuentan con planes estratégicos en el área de  comunicación interna, según el reciente Estudio Redes sociales, Social Media y Entorno digital en Comunicación Interna, elaborado por el Observatorio de Comunicación Interna e Identidad Corporativa.

 La Comunicación Interna hospitalaria: tema pendiente 

En el caso de las organizaciones hospitalarias, la Comunicación Interna no se considera ni tan siquiera una herramienta estratégica de dirección.

Cuatro de cada diez organizaciones hospitalarias tienen establecidos planes de Comunicación Interna, de acuerdo con diferentes informes, como el redactado por la Escuela Andaluza de Salud Pública. Podéis acceder a un resumen del estudio aquí o directamente al documento en el siguiente enlace.

No obstante, y continuando con el citado estudio, una de las conclusiones que más llaman la atención es la satisfacción de los directivos sobre el flujo informativo de la organización a diferencia de la del personal de base, que considera que no llega toda la información que debería. Está claro que algo está fallando.

Herramientas 2.0, ¿una solución?[1]

El crecimiento exponencial que ha tenido la Comunicación 2.0 ha provocado que las organizaciones hospitalarias sientan la necesidad de reconvertir sus herramientas tradicionales en 2.0 sin valorar previamente su capacidad para asumir este desafío.

Bien es cierto que los canales internos son mayoritariamente unidireccionales -cartas, revistas, boletines internos, tablón de anuncios o intranets-, y que las herramientas 2.0 facilitan la interacción entre emisor y receptor, pero la integración de estas nuevas herramientas será posible siempre y cuando la organización esté preparada para adoptar una cultura 2.0.

La aceptación de una cultura 2.0 dentro de la organización significará considerar a los  trabajadores como colaboradores, promover el diálogo con ellos y estar dispuesta a escuchar la opinión de sus integrantes, además de valorar las críticas como un medio para el aprendizaje.

Por lo tanto, una vez la organización haya optado por ser una empresa 2.0 podrá implementar una Comunicación Interna 2.0, independientemente de las herramientas que disponga. Recordemos que el concepto 2.0 no es una herramienta, sino un concepto, una actitud.

Cómo generar una cultura 2.0 

La adopción de una cultura 2.0 no es fácil. Ello conlleva perder el control de la información o, lo que es lo mismo, perder el poder o influencia dentro de la arquitectura organizativa.

Formanchuk considera el modelo educativo familiar y escolar como el lugar donde se gesta el germen del modelo organizativo tradicional, en el que la figura del jefe (padre o profesor) disponen del pleno poder de decisión.

Según el consultor, la cultura 2.0 se adquiere cuando una empresa está dispuesta a:

  1. Facilitar el acceso y disponibilidad a la información a todos los miembros de la empresa.
  2. Reducir la asimetría entre los emisores y receptores
  3. Impulsar la lógica “prosumidora” de la participación
  4. Ampliar la participación
  5. Generar un interés genuino por el que la gente genere, enriquezca, divulgue y formule contenidos
  6. Construir de forma colectiva y colaborativa
  7. Tener la voluntad de escuchar y hacer algo con eso
  8. Interaccionar en formato de red descentralizada
  9. Respetar a la persona y reducción del ego
  10. Reducir el control

¿Está preparada la organización hospitalaria para adoptar una cultura 2.0?

[1] Formanchuk, Alejandro. Comunicación Interna 2.0: un desafío cultural. 1ª ed.- Buenos Aires: Edición Formanchuk & Asociados, 2010.

2 pensamientos en “La Comunicación Interna 2.0 necesita una cultura 2.0

  1. Lamento no coincidir con tu optimismo, pero en mi entorno y desde mi perspectiva muy pocas empresas están en esta senda… Sobre todo porque aún las gobiernan personas con visión 1.0 de la información (Asimetría, retención de la información para su beneficio o uso…) es rara la que puede decir que realmente usa las herramientas 2.0 con actitud 2.0

    • Buenos días Xose Manuel,

      Una vez más, agradecerte que hayas dejado tus impresiones en este blog.

      La intención del post no era transmitir una visión optimista sobre la integración de una cultura 2.0 en las organizaciones hospitalarias. Más bien intenta trasmitir la necesidad previa de establecer una cultura 2.0 sobre el uso de las plataformas digitales.

      El auge de la Comunicación 2.0 ha llevado a considerar las herramientas 2.0 como la solución a los problemas comunicativos de la empresa. Se tiende a imponer una visión tecnocentrista y eso es un error.

      Como muy bien comentas, es raro encontrarse organizaciones hospitalarias que utilicen las herramientas 2.0 con una actitud 2.0, lo que significa que se han sumado al carro del Social Media sin antes haber adoptado una cultura basada en la colaboración y el diálogo.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s